Croquetas de calabacin 04
Cocina Española, Ensaladas y verduras, Entrantes, Recetas infantiles

Croquetas de calabacin muy cremosas. Receta fácil y deliciosa!

Deliciosas y muy cremosas son estas croquetas de calabacin, una receta sencilla para dar de comer a los más pequeños, una forma perfecta para introducir más verduras en su alimentación.

Las croquetas de calabacin son un aperitivo o entrante que también pueden servirse para acompañar a otro plato principal. Es una manera ideal de comer equilibrado y sano, ya que lleva calabacín, una verdura con muy poco contenido de aporte calórico y grasas.

Se recomienda entonces, que las croquetas se horneen en vez de freírlas, para restar toda la grasa. Las mías están fritas, pero si las escurres bien sobre papel absorbente y las fríes en abundante aceite bien caliente, no absorberán apenas aceite.

Otra recomendación para que los niños se coman las croquetas de calabacin o de verduras sin rechistar, es añadir el pochado a la bechamel bien triturado, para que no vean “lo verde”.

Preparados, listos, a cocinar ...

Si tienes alguna duda con esta receta, dejame un comentario más abajo 🙂

Croquetas de calabacin 02

Croquetas de calabacin, ingredientes

  • Servicios: 20 ud aprox.
  • Tiempo: 60 min + reposo
  • Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 250 gr de calabacín
  • 1/2 cebolla
  • 1-2 dientes de ajo
  • 30 gr de mantequilla
  • 25 ml de aceite de oliva suave
  • 50 gr de harina todo uso o de freír
  • 600 ml de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • sal y pimienta
  • nuez moscada molida
  • Aceite de oliva suave

Croquetas de calabacin 03

Croquetas de calabacin, preparación

Elaboración

  1. Comenzamos lavando bien los calabacines, ya que los vamos a utilizar con piel. Retiramos los extremos, y cortamos en dados muy pequeños. Si lo prefieres puedes pelar los calabacines, si no los quieres con la piel, aunque ésta le da mucho más sabor!.
  2. Pelar y picar menuda la cebolla y los dientes de ajo.
  3. Calentar un chorreón de aceite de oliva en una sartén, y rehogamos la cebolla junto con el ajo hasta que estén tiernos, unos 2-3 minutos a fuego medio.
  4. Agregar el calabacín troceado y salpimentar. Remover y dejar pochando hasta que se ablande, durante unos minutos.
  5. Retiramos el pochado en un plato aparte, y preparamos la bechamel para nuestras croquetas.
  6. Para ello, calentamos en la misma sartén la mantequilla con el aceite de oliva suave (25 ml), y echamos al harina.
  7. Movemos bien y cocinamos durante 2-3 minutos a fuego medio, hasta conseguir una mezcla dorada o poco tostada.
  8. En este momento, vertemos de un golpe la leche que habremos calentado previamente (sin hervir), y vamos removiendo con unas varillas manuales todo el tiempo. Bajamos el fuego, para que la bechamel no se pegue en el fondo.
  9. Continuar removiendo la bechamel con las varillas, para evitar que se formen grumos. Dejamos cocer hasta que espese bastante (textura de puré) y quede muy cremosa. Si observas que está espesando demasiado, siempre puedes rectificar añadiendo más leche.
  10. Cuando la bechamel esté casi preparada, salpimentando al gusto y añadimos un poco de nuez moscada.
  11. Agregamos a continuación el pochado de calabacín, cebolla y ajo que teníamos reservado. Mezclamos bien.
  12. Seguimos con la cocción a fuego suave durante unos minutos más, hasta que veamos que la masa de croquetas se despega de la sartén.
  13. Una vez lista, apartamos del fuego y extendemos la masa en una bandeja o fuente grande. tapamos con film transparente a piel, es decir que el film esté en contacto con la masa, para que no forme costra.
  14. Enfriar a temperatura ambiente y después reposar en la nevera unas horas, o mejor de un día para otro.
  15. Cuando tengamos la masa fría, vamos cogiendo porciones más o menos del mismo tamaño. Podemos ayudarnos de una cuchara o una cuchara especial de helados, para hacerlas todas iguales. Formamos con las manos una bola y después un rollito en forma de croqueta, aunque si prefieres puedes dejar las croquetas en forma de bolitas.
  16. Pasamos cada croqueta por huevo batido y después por pan rallado.
  17. Freímos las croquetas en abundante aceite de oliva suave caliente, en tandas de pocas unidades y hasta que estén doradas.
  18. Colocar las croquetas en un plato sobre papel de cocina absorbente, para retirar el exceso de aceite.
  19. Si no quieres preparar todas las croquetas, antes de freírlas, puedes congelarlas ya rebozadas en tandas y separadas dentro de una tupper, para utilizarlas la próxima vez.
  20. Servir las croquetas de calabacín recién hechas.. están buenísimas!

Croquetas de calabacin 01

Si eres muy fan de las croquetas, no te pierdas estas croquetas de bacalao y patata, estas croquetas de pescado, las croquetas de gambas al ajillo, las croquetas de calabaza y champiñones o las croquetas de puchero. Te van a encantar todas!

(っ • ᴗ • )っ ❤ Te recomiendo estos libros en Amazon sobre cocina española! ☆¨*:·.

Quieres más?, Aqui te dejamos nuestra lista completa de libros recomendados

❤ Gracias por tu apoyo! | En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. | Si compras algo desde nuestros enlaces recibiremos una comisión sin que tú pagues más :-).

:-) Comenta, no seas timid@

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre tratamiento y protección de datos

Responsable: Eloy Torres Utset | Finalidad del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios | Legitimación: Consentimiento | Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. | Plazo de conservación de los datos: Hasta que el interesado solicite su supresión. | Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido. | Más información en nuestra política de privacidad.

No te pierdas estas recetas